Premio de Derechos Humanos de la República Francesa al Frayba

Publicado en Noticias 2014

Por su consistente defensa de las víctimas de desplazamiento forzado, el Centro de Derechos Humanos Fray Bartolomé de las Casas recibió el Premio de Derechos Humanos de la República Francesa «Libertad, Igualdad, Fraternidad» 2013 [enero 26, 2014], el cual se otorga como un «homenaje a las acciones y proyectos en el ámbito de la promoción y la protección de la Declaración Universal de los Derechos Humanos».

La ceremonia de premiación tuvo lugar en San Cristóbal de las Casas [Chiapas] y la encargada de entregar el reconocimiento fue Elisabeth Beton Delègue, embajadora de Francia en México, mientras que por el Centro Fray Bartolomé lo recibió su presidente jTotik Raúl Vera.

En su intervención, Beton Delègue explicó que el caso mexicano es particularmente grave porque se trata de «personas desplazadas dentro de su propio país […], quienes suelen ser expulsadas y privadas del apoyo de su comunidad», y en ese contexto la asistencia del Centro Fray Bartolomé ha sido vital para «reclamar a las autoridades que puedan regresar libremente, con seguridad y dignidad».

Al acto de premiación también asistió Javier Hernández Valencia, representante de la Oficina en México del Alto Comisionado de la ONU para los Derechos Humanos, y miembros de familias desplazadas del municipio de Chenalhó [Chiapas], quienes rindieron testimonio de la brutalidad a la que son sometidas a causa de la inseguridad.

De acuerdo con la Oficina del Programa de Nacional Unidas para el Desarrollo en  Chiapas, unas «400 mil personas han sido desplazadas de sus comunidades en las dos últimas décadas a causa de conflictos armados, religiosos, agrarios, ambientales y políticos».

El Centro Fray Bartolomé fue fundado en 1989 por el obispo de San Cristóbal de las Casas, Samuel Ruiz García, con la misión de «caminar al lado y al servicio del pueblo pobre, excluido y organizado que busca superar la situación socioeconómica y política en que vive, y que disfruten de todos sus derechos en plenitud».